Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Ofensa inmerecida a la Dra Christine Chanet

    Ofensa inmerecida a la Dra. Christine Chanet

    Miriam Leiva / Independiente

    Bitácora Cubana, 10 de octubre de 2006 – La Habana

    La Dra. Christine Chanet, representante personal de la Alta Comisionada
    de Naciones Unidas para los , presentó su informe sobre
    Cuba, en el que se destacan las 10 recomendaciones al cubano,
    el pasado 26 de septiembre.

    La prestigiosa jurista cumplimentó el mandato, recibido anualmente desde
    el 2003, ante el Consejo de Derechos Humanos, heredero de la Comisión.
    Las autoridades cubanas han comunicado al Alto Comisionado que no
    reconocen a su Representante Personal, por lo que no responde sus
    propuestas para entablar un diálogo ni sus preguntas.

    El análisis del Informe de la Dra. Chanet evidencia objetividad e
    imparcialidad, y una amplia recopilación de información actualizada.
    Incluso, señala ¨aspectos positivos en materia de derechos económicos,
    sociales y culturales, en particular en las esferas de la educación y la
    , a los cuales las autoridades cubanas están dedicando esfuerzos
    notables, especialmente de carácter presupuestario.¨ Además, en lo
    relativo al de pudiera achacársele otorgar
    demasiado peso a sus consecuencias negativas.

    En realidad, el embargo es un error porque viola las regulaciones
    internacionales y no ha tenido ningún efecto práctico real; brinda
    pretexto al gobierno de Cuba para justificar su desempeño ineficiente y
    voluntarioso; y sirve de coartada para perseguir a los opositores
    pacíficos, acusándolos de ser mercenarios del enemigo externo, así como
    para reprimir a todo el pueblo cubano. Coincidimos con la jurista en que
    las medidas adicionadas en 2004 para la restricción a la libre
    circulación de personas y bienes, en particular que los
    cubanos-americanos sólo pueden viajar a Cuba cada tres años, son
    absolutamente erradas.

    Entre los motivos de preocupación en el informe se reitera la detención
    arbitraria en marzo y abril de 2003, avalado ese criterio por el Grupo
    de Detención Arbitraria de la ONU de junio de ese año; la carencia de
    garantías de los juicios y las altas penas; así como las nuevas
    detenciones y registros efectuados en julio de 2005, sobre lo que no se
    ha contestado su inmediata solicitud de información y se mantienen
    detenidas 9 personas. También se refiere a las muy adversas condiciones
    de prisión, y a la expulsión de periodistas y parlamentarios europeos en
    mayo de 2005.

    Las 10 recomendaciones del Informe parecen haber enfurecido a las
    autoridades de la Isla, las cuales son que: cesen los procesos de
    ciudadanos que ejercen los derechos contenidos en los artículos 18, 19,
    20, 21 y 22 de la Declaración Universal; se ponga en a las
    personas detenidas que no hayan cometido ninguna contra
    personas y bienes; se revisen las leyes que tipifican como delito el
    ejercicio de las libertades de expresión, de manifestación, de reunión y
    de asociación, en particular la Ley 88 y el artículo 91 del Código

    Penal; se mantenga la moratoria a la pena de muerte; se reforme el
    procedimiento penal según los artículos 10 y 11 de la Declaración
    universal; se creé un órgano permanente independiente que reciba las
    denuncias de las personas que aleguen ser víctimas de violaciones de sus
    derechos fundamentales; se revisen los reglamentos relativos a la
    entrada y salida del territorio, a fin de garantizar la libertad de
    circulación definida en el artículo 13 de la Declaración Universal; se
    autorice la entrada en Cuba de las ONGs; se promueva el pluralismo en
    cuanto a las asociaciones, los sindicatos, los medios de comunicación y
    los partidos políticos en el territorio nacional; y se adhiera al pacto
    Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como a sus Protocolos
    Facultativos, y al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales
    y Culturales.

    En su intervención, el Sr. Juan Antonio Fernández, embajador cubano ante
    el Consejo, señaló que ¨como una herencia desastrosa de la defenestrada
    y desacreditada Comisión de Derechos Humanos, el Consejo escuchó hoy el
    informe de la llamada Representante Especial para Cuba. El libelo no
    merecía ningún respeto ni credibilidad. Su delegación lo enviaría al
    mismo lugar al que había enviado los informes anteriores: el cesto de
    reciclaje. Entre las múltiples ocupaciones de la Representante, este no
    había sido precisamente un trabajo honorable. Más temprano que tarde,
    nadie se acordaría de su ilegítimo mandato… Fue al Tercer Mundo,
    representante de dos tercios de la Humanidad, al que Cuba agradeció el
    privilegio de concederle un asiento en el Consejo, a fin de que pudiera
    continuar levantando la voz contra las injusticias y la subyugación de
    los poderosos.¨

    Esas y otras palabras denotan la ausencia de respeto hacia el
    organismo de la ONU, y resta credibilidad al gobierno que representa.
    Resulta contradictorio que no obstante esa actitud, y que no haya
    suscrito los principales Pactos en Derechos Humanos, ostente un puesto
    en el Consejo. Al ingresar bajo los nuevos requisitos, las autoridades
    aceptaron el escrutinio al que serán sometidos todos los miembros.
    Mayor responsabilidad aún tienen al ser del Movimiento de
    Países No Alineados y, por tanto, suponerse que deben ser ejemplo en
    asunto tan importante como el respeto de todos los derechos humanos.

    Indudablemente, la Dra. Chanet no merece afrontar desagradables
    situaciones tan ultrajantes. El representante del gobierno cubano con
    su prepotencia demuestra como es subyugado el pueblo y brinda más
    evidencias de como se irrespetan los derechos fundamentales.

    Esperamos que, a pesar de los conciliábulos de la delegación de Cuba, se
    mantenga el mandato de la Dra. Christine Chanet, quien merece el mayor
    respeto, y excusas debido a las ofensas recibidas en sus esfuerzos por
    hacer justicia a nuestro pueblo.

    http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=3053

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *