Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    ENTREVISTA A RAÚL RIVERO: LESIONES DE HISTORIA

    ENTREVISTA A RAÚL RIVERO: LESIONES DE HISTORIA
    2008-05-01.
    Dr. Antonio LLaca

    Desde Madrid, Abril de 2008.- Raúl Rivero Castañeda, uno de los más
    destacados poetas cubanos de los últimos tiempos ha sido elogiado con
    los más encomiables adjetivos y también censurado con duros
    calificativos; nacido en Morón, provincia de Ciego de Ávila, Cuba, en
    noviembre de 1945, realizó estudios primarios y secundarios en el
    Instituto de Morón y estudios superiores en la de La Habana
    graduándose en 1969 como Licenciado en Periodismo.

    A partir de aquí R. Rivero desarrolla una impresionante labor como
    , escritor, poeta, crítico de arte y guionista de radio y
    televisión que lo lleva a alcanzar los más importantes premios
    literarios nacionales e internacionales, entre estos últimos el Premio
    Mundial de la de Prensa "Guillermo Cano" de la UNESCO/ 2004; el
    "Libertad de Prensa" de Reporteros sin Fronteras/1997 y el Maria Moor
    Cabot de la Universidad de Columbia en 1999.

    Cubano hasta la médula, ha tenido una vida simplemente extraordinaria,
    llena de venturas y desventuras, éxitos y descalabros, satisfacciones y
    sinsabores de todo tipo pero ha sido y continua siendo uno de esos
    compatriotas que tiene aún muchísimo que decir a todos los cubanos y
    también a medio mundo. Hasta su residencia, en un hermoso barrio
    madrileño fui a visitarlo y a tomar de él sus lecciones o lesiones de
    historia.

    Antonio Llaca (ALL): ¿Entonces es a partir de 1969 que comienzas a escribir?

    Raúl Rivero (RR): No, desde mi época de estudiante ya era colaborador de
    Juventud Rebelde, Alma Máter (revista de la Universidad de La Habana) y
    de la página cultural de El Mundo (Cuba) hasta que el local de este
    periódico se incendió en 1968 y la publicación dejó de existir.

    ALL: ¿Y cuando comienzas como periodista profesional?

    RR.: En 1969, como periodista de plantilla de Cuba Internacional.

    ALL: ¿Recuerdos de aquella época?

    RR: Muchos, sobre todo la presencia de Darío Carmona, periodista español
    que tenía un estilo muy peculiar de escribir, fue un maestro para muchos
    de nosotros; también a Antonio Benítez Rojo, escritor cubano fallecido
    en el y a Ernesto González Bermejo, uruguayo, un periodista
    brillante, de quien también aprendí mucho. Cuba Internacional fue un
    valor literario del periodismo nuestro, allí también se originó un grupo
    importante de escritores jóvenes (ya no lo somos tanto) cubanos: Eliseo
    Diego, Alberto Conte, Minerva Salado (estos dos últimos exiliados),
    Víctor Casaud, etc.

    ALL: ¿Y otras actividades?

    RR: Sí, también hacía guiones para Radio Rebelde y sobre temas
    culturales para la televisión (críticas de teatro, décimas, poesías) y
    colaboraba en las revistas "La Gaceta de Cuba" (de la Unión Nacional de
    Escritores y Artistas de Cuba-UNEAC-) y en "Casa", de la Casa de las
    Américas, entretanto Cuba Internacional, que en sus inicios dependía del
    Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) pasó entonces a formar
    parte de la agencia de noticias Prensa Latina y por tanto termino
    trabajando para esta agencia, aquí ocurrió un importante cambio en el
    género periodístico que realizaba.

    ALL: ¿Por qué?

    RR: Porque tuve que empezar a hacer "periodismo cablegráfico", de
    párrafos muy breves, "heads" o cabeceras de noticias muy concisas, de
    impacto, en fin que no me gustaba el trabajo de hacer cables de noticias
    de Cuba hacia el exterior.

    ALL: ¿Por alguna razón en particular?

    RR: No se avenía con mi manera de ver el periodismo, a mi juicio esta
    más que una profesión es una necesidad o un ansia de comunicación, con
    el estilo "cablegráfico" quizás estaba informando pero no me estaba
    comunicando con mis lectores; pero en fin, en 1972 me nombran
    corresponsal en Moscú, en los mejores momentos de la relación Cuba-Unión
    Soviética; compartía la corresponsalía allá con Aurelio Martínez quien
    continúa en Presa Latina ahora con un alto cargo. Estuve en Moscú
    alrededor de tres años.

    ALL: ¿Recuerdos, anécdotas?

    RR: Fue muy importante mi estancia allí desde el punto de vista
    profesional, la experiencia era nueva, trabajaba junto a periodistas de
    muchos países, gente de mucho nombre.

    ALL: ¿Y desde el punto de vista político?

    RR: Muy sencillo, yo estaba en el lugar que era el reflejo de lo que iba
    a ser el futuro de Cuba y ese futuro no me gustaba, era una
    cerrada, hipócrita, de valores subvertidos, donde era más importante la
    lealtad al partido que la capacidad de la gente para examinar
    críticamente la sociedad y su realidad, era una sociedad mediocre que
    rendía culto a la mediocridad y al miedo, se temía a la represión, al
    poder absoluto del estado que te podía borrar de un plumazo, a la KGB, etc.

    ALL: ¿Entonces por estos años 70 se inicia tu decepción con la idea del
    socialismo?

    RR: Hasta ese entonces yo era un "compañero de viaje" del comunismo, a
    partir de aquí comencé a bajarme del .

    ALL: ¿Cuándo regresas a Cuba?

    RR: En 1976; una vez en La Habana pedí discretamente salir de Prensa
    Latina, no quería volver a hacer periodismo de ese tipo, pasé entonces a
    trabajar en relaciones públicas de la UNEAC, eso me dejaba tiempo para
    escribir otras cosas sobre todo poesía aunque también algo de crítica
    literaria, comentarios, etc. Allí hice una profunda amistad con Nicolás
    Guillén y Eliseo Diego. En la UNEAC estuve hasta 1981.

    ALL: ¿Tenías ya numerosos libros publicados?

    RR: Sí, tenía "Papel de Hombre" que recibió el Premio David/1969;
    "Poesía sobre la Tierra", premio Julián del Casal 1972; "Corazón que
    Ofrecer"/1978, "Poesía Pública", premio 26 de Julio"/1980, después
    publiqué "Escribo de Memoria", mi último libro en Cuba, en 1985; en el
    extranjero tengo la antología poética "Herejías Elegidas" con la
    Editorial Betania (Madrid/1998); "Pruebas de Contacto, Ed. Sibi,
    Miami/1999; "Antología Poética", Ed. Arquitrave de Colombia/2001;
    "Recuerdos Olvidados" Ed. Gallimard, /2002; "Sin pan y sin
    palabras" Ed. Península, Barcelona/2003, "Lesiones de Historia" con Ed.
    Advana Vieja, Valencia/2006…

    ALL: "Lesiones…" resultó ser un delicioso recuento de crónicas de la
    sociedad cubana actual…

    RR: Son las crónicas que el gobierno (cubano) no puede publicar, el
    retrato escrito de la dictadura científica.

    ALL: ¿Y cuándo RR rompe o se baja definitivamente del tren del socialismo?

    RR: En 1998 pero esto fue un proceso, renuncié a todo por escrito: a mi
    trabajo, a la membresía de la UNEAC y de la UPEC (Unión de Periodistas y
    Escritores de Cuba); en esos momentos pasé a sufrir el "síndrome del
    fantasma" donde nadie te ve, ni te conoce, ni te saludan por las calles,
    además pasé hambre y necesidades de todo tipo. Mi disidencia se hace
    pública en 1991 cuando firmo "La Ca
    rta de los Diez" un documento en que
    junto a Maria Elena Cruz , José Lorenzo Fuentes, Manuel Díaz
    Martínez, Bernardo Marques y otros pedíamos libertad para los presos
    políticos, elecciones libres y directas, libre flujo migratorio, ayuda
    internacional en medicamentos, mercado libre campesino, etc.

    ALL: ¿Entonces comenzaste a sufrir persecución?

    RR: Sí, ya yo no tenía trabajo y a mi esposa también la echaron a la
    calle, a mi madre le quitaron la pensión de viuda que recibía por la
    fabulosa suma de 72 pesos mensuales (unos 3 dólares); el mundo se me
    puso "chiquito", vivía del aire, de las ayudas que me podían dar las
    amistades que me quedaban y familiares que tampoco tenían buena
    situación económica; yo tenía un automóvil y lo tuve que vender, en fin
    me compré un coche y un caballo ( luego conseguí otro caballo más) y
    junto a un primo me dediqué al de personas en Morón, como
    "cochero" me ganaba unos 250 pesos al mes, con eso sobrevivía.

    ALL: ¿Y tu actividad como periodista y escritor cesó?

    RR: En 1992 fundé el "Club de Periodistas de La Habana" junto a José
    Rivero García, Bernardo Marques Ravelo y Nancy Estrada pero fue un
    fracaso, no teníamos donde publicar los artículos y casi nadie creía en
    eso del Club aunque sí hubo un creyente, Carlos Alberto Montaner, a
    quien le hacíamos llegar nuestros escritos a través de personas que
    podían viajar al exterior y en ocasiones, cuando se podía, nos pagaba
    por ellos pero en muchas oportunidades o nosotros le debíamos artículos
    a Montaner o él nos debía dinero ya que no teníamos contacto regular.

    En septiembre de 1995 fundé Cubapress y el hecho de que en ese entonces
    Cuba se había vinculado a la telefonía por satélite dio un vuelco al
    trabajo periodístico independiente ya que tenía muchas más posibilidades
    de vincularme con el exterior, era "la tecnología contra la dictadura";
    Cubapress llegó a tener corresponsales en todas las provincias y unos 30
    colaboradores…

    ALL: ¿En ese momento te conviertes en un peligro para el Gobierno cubano?

    RR: Sí porque empezamos a dar información objetiva, desde dentro de
    Cuba, de los agujeros negros de la sociedad…

    ALL.: ¿Te arrestaron?, ¿fuiste ?

    RR: Por primera vez en 1996, creo que me arrestaron unas 6 ó 7 veces más
    hasta el año 2003 en que soy enjuiciado por "colaboración con un
    gobierno extranjero" (Ley 88 o "Ley Mordaza") y fui condenado a 20 años
    de privación de libertad.

    ALL: ¿Y con cuál Gobierno estabas colaborando?

    RR: Con el Gobierno norteamericano según la versión oficial y con el
    Gobierno cubano según mi versión personal; yo solo hacía las críticas
    correspondientes a la mala administración, a las medidas represivas y al
    caos económico que vive Cuba pero Castro (Fidel) no lo entendió de una
    manera constructiva.

    ALL: ¿Y Castro conocía de tu labor como poeta y periodista?

    RR: Él dice que no conoce mi poesía y eso está reflejado en el libro de
    Ignacio Ramonet quien le pregunta en tres ocasiones por mí; Fidel no es
    un lector de poesías, él es un cubano muy raro, fíjate que dice que su
    música preferida son las marchas militares según publicó Gianni Miná.

    ALL: ¿Cómo logras salir de prisión?

    RR: Desde un primer momento se hizo una gran campaña internacional en la
    que intervinieron el exilio cubano, centenares de escritores,
    periodistas y artistas de Europa y América, parlamentarios y hombres
    políticos de diferentes colores y un trabajo muy poderoso aquí en España.

    La gestión directa de mi salida la inició José María Aznar durante su
    mandato y la continuó e hizo efectiva el actual gobierno de Rodríguez
    Zapatero; hubo una intervención importante del Gabo (el Premio Nóbel
    colombiano Gabriel García Márquez) con quien mantengo una relación
    amistosa de años y también "empujó" mucho desde Portugal otro
    colombiano, Plinio Apuleyo Mendoza, mi gran amigo. Yo me había enfermado
    muy seriamente en la prisión de Canaleta en Ciego de Ávila y la
    intervención de Plinio fue muy oportuna, en fin que me liberaron luego
    de dos años mediante una figura de "licencia extrapenal" (casa por
    cárcel) y el Gobierno español me abrió sus puertas, llegué a Madrid el
    1ro de Abril de 2005.

    ALL: ¿Y qué opinión tienes de la actualidad cubana, qué piensa Raúl
    Rivero del Gobierno de Raúl Castro? ¿Hay transición en Cuba?

    RR: No creo que haya transición, solo hay un cambio de muebles para
    acomodar a Raúl. Podrá hablarse de transición cuando hayan sido
    liberados todos los presos políticos y queden abolidas las medidas
    judiciales que permiten volver a rellenar las cárceles en 24 horas.

    ALL: ¿Los presos políticos son tu mayor preocupación?

    RR: Sí porque algunos corren serio peligro de morir en o a consecuencias
    de la prisión y aunque para el común de la gente solo se trata de una
    cifra para mí son gente con rostro, nombres y apellidos; a muchos de
    ellos me atan lazos de hermandad y amistad.

    La tarde en Madrid, habitualmente larga en primavera, ha corrido mucho
    más de prisa de lo que hubiera deseado; Raúl y Blanca, su esposa, han
    tenido la amabilidad de responder a mis andanadas de preguntas con una
    paciencia infinita, pero todo, y también esta entrevista ha de tener un
    punto final, y como entrevista al fin con una última pregunta…

    ALL: ¿Qué hace Raúl Rivero hoy por hoy y qué planes tiene para el futuro?

    RR: Tengo dos columnas fijas en El Mundo de Madrid que son mi medio de
    vida, continúo haciendo poesías y próximamente saldrá a la luz mi último
    libro "Memorias de la Cárcel", un relato de los dos años que estuve como
    huésped en las prisiones del Sr. Castro. Mi plan, el mismo de siempre,
    escribir y trabajar por ir a Cuba a hacer un periodismo libre, plural e
    independiente.

    Fdo.: Dr. Antonio LLaca.

    PS.: Mi agradecimiento a Pedro Pablo Álvarez, al Arq. Carlos Payá, al
    periodista Gilberto García y a Solidaridad de Trabajadores Cubanos por
    la ayuda brindada para la realización de esta entrevista.

    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=15132

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *