Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Se recrudecerá la Ley Mordaza?

    ¿Se recrudecerá la Ley Mordaza?

    Miriam Leiva

    LA HABANA, Cuba, junio (www.cubanet.org) – El diputado Lázaro Barredo
    propuso que a la Ley 88 se añadan nuevas figuras delictivas en la
    Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder
    Popular, cuando por el contrario, se suponía que en su período de
    sesiones de julio próximo se ratificara el Pacto de Derechos Civiles y
    Políticos, y el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de
    las Naciones Unidas, suscritos por el gobierno cubano a fines de febrero
    pasado.

    Es tristemente recordada la Ley 88, conocida como Ley Mordaza, por haber
    servido para llevar a prisión con penas de hasta 28 años a los 75
    prisioneros de conciencia de la Primavera Negra de 2003. Se supone que
    está dirigida a penalizar los delitos contra la seguridad del estado y
    la integridad territorial de Cuba, o sea, su objetivo son todas las
    personas que emitan opiniones distintas a las que desean escuchar las
    autoridades y que resulten acusadas de cooperar y ser "mercenarios" de
    Estados Unidos de América.

    Cuando el presidente Raúl Castro ha mencionado muchos problemas,
    deficiencias y absurdas prohibiciones existentes en el país, anunciado
    cambios estructurales y de concepto, y pedido al pueblo que emita sus
    opiniones, es más injusto aún que 55 de los 75 permanezcan en terribles
    condiciones de prisión, con la salud muy quebrantada, junto a
    prisioneros comunes de alta peligrosidad, 27 a cientos de kilómetros de
    distancia de sus hogares, y 9 de los que recibieron licencia extrapenal
    por motivos de salud puedan ser regresados a las cárceles en cualquier
    momento. Pero inverosímil resultaría si no se tratara de un suceso que
    ocurre en Cuba.

    Indudablemente, el diputado Lázaro Barredo, director del periódico
    Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, y periodista de
    Mesa Redonda, programa de la televisión cubana, al proponer las
    adiciones a la Ley 88 ejecuta las órdenes de los talibanes como uno de
    sus voceros que pugnan por encumbrar la preferencia y lesionar todo lo
    posible cualquier intento de cambio por muy pequeño que sea. Mucho se
    ha lucido en los recientes programas de la Mesa, parte de una campaña
    que hace recordar los preparativos de la gran represión de los días 18,
    19 y 20 de marzo de 2003.

    Desde hace 5 años y dos meses, las esposas, madres, hijas, hermanas y
    tías de los 75, pacíficas mujeres conocidas como Damas de Blanco,
    demuestran al pueblo cubano que la tenacidad puede hacer una gran
    diferencia. Ellas fueron ganando espacio a pesar de la vigilancia, las
    amenazas personales, la persecución, las provocaciones de la
    Seguridad del Estado y sus agentes infiltrados, así como las campañas
    difamatorias, incluidos los mítines de repudio organizados por esa
    policía política. Sus niños, ancianos, presos y ellas mismas padecen la
    tortura psicológica, los problemas de transporte y las dificultades
    económicas.

    Algunas han participado a título personal en actividades de carácter
    político, pues no podía ser de otro modo, ya que desde el surgimiento
    espontáneo del Movimiento, proclamó que no tiene carácter político ni
    confesional. La mayoría de las mujeres antes de marzo de 2003 eran amas
    de casas, profesionales y trabajadoras. Se unieron por la necesidad de
    reclamar justicia y denunciar al mundo lo que estaba ocurriendo y, sobre
    todo, alcanzar la libertad inmediata e incondicional de sus seres queridos.

    Es el caso, ahora, que el gobierno cubano, como ha realizado con otros
    opositores en oportunidades anteriores, ha ligado a través de la Mesa
    Redonda hechos realizados por personas ajenas a las Damas y sospechosas
    circunstancias con la aceptación de una pequeña ayuda monetaria a
    algunas de sus integrantes, quienes aseguran no conocer que procedía de
    una institución a cuyo presidente las autoridades consideran un
    peligroso adversario terrorista. De ahí que la propuesta del diputado
    Barredo a la Ley 88 para penalizar la recepción de dinero procedente del
    enemigo, sugiera el peligro de cárcel para las Damas de Blanco.

    Aprovechar las vicisitudes y penurias, venga de donde venga, es cruel.
    Pero lo es más si las autoridades pretenden aterrorizar a la población
    cansada de esperar los cambios que no llegan, a través de la insidia y
    la condena a mujeres indefensas. Al parecer no han sido capaces de
    comenzar a resolver los problemas internos de Cuba, debido a que no
    acaban de acomodar sus posiciones, y paralizan las reformas que en
    primera instancia requieren ellos mismos para preservar el poder.

    Por el contrario, alzan los precios de los artículos de primera
    necesidad en las tiendas de venta en divisas, únicas posibles, no
    cumplen las promesas y llevan al pueblo a la desesperanza y, si
    continúan por esa vía, a la desesperación. Ahora preparan otra nueva ola
    represiva para reimponer el miedo, incluidos entre quienes dentro del
    gobierno y el partido saben que tienen el deber de mover esta sociedad
    en crisis, para bien de su familia, del pueblo y, fundamentalmente de
    nuestra Patria.

    http://www.cubanet.org/CNews/y08/junio08/03cronica5.html

    Tags: , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *