Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Opinar o no opinar: aquí sí que hay problema

    Opinar o no opinar: aquí sí que hay problema

    Miércoles, 21 de Noviembre de 2012 04:52

    Escrito por Joisy García Martínez

    Cuba actualidad, Guatao, La Lisa, (PD) Cuando una vive

    atemorizada y no es libre, no puede avanzar. El mutismo en que se ven

    obligados a vivir los individuos, entorpece los democráticos. Es

    necesaria la natural diversidad de opiniones humanas. El mutismo se

    vuelve un enemigo de la democracia real y un lastre amigo de los que

    acurrucados en las trincheras más cómodas e inmóviles, tiranizan y

    lanzan la piedra mientras esconden su deshonesta mano.

    Las sociedades cerradas recogen lo que siembran: miedos, hipocresías,

    falsedades.

    Recientemente pudimos conocer por una amiga que a los alumnos de la

    IFAL, que se ubica en la calle 222 de La Lisa, donde

    supuestamente se estudia farmacia, se les ha pedido una tarea

    obligatoria y calificativa: que estudien y opinen lo que crean

    conveniente sobre la nueva ley migratoria que se ha establecido en Cuba.

    Es decir, sobre el Decreto-Ley No. 302, el cual modifica la ley No.

    1312, " que había sido implantada y permanecía estática desde el 20 de

    septiembre de 1976.

    Mi amiga, que es una persona que no le interesa verse envuelta en

    problemas políticos o de otra índole y su razón tendrá, tiene el deseo,

    y por qué no decirlo, el derecho de un día visitar a su tía que vive en

    España y no ve desde hace años. La amiga se ha visto envuelta en un

    dilema. Si dice la verdad y lo que realmente piensa sobre la tal

    ordenanza, podría entrar a ser de interés de los que celosamente se

    atribuirán el derecho de que se cumpla el Artículo 23 que establece:

    "Los ciudadanos cubanos residentes en el territorio nacional no pueden

    obtener pasaporte corriente mientras se encuentren comprendidos en

    alguno de los supuestos siguientes: inciso d): "Cuando razones de

    Defensa y Seguridad Nacional así lo aconsejen", o el profundo inciso F)

    que suspicazmente decreta: "Carecer de la autorización establecida, en

    virtud de las normas dirigidas a preservar la fuerza de trabajo

    calificada para el desarrollo económico, social y científico-técnico del

    país, así como para la seguridad y protección de la información

    oficial", o el maravilloso, indefinido y militarizado inciso h) que

    estrictamente establece: "Cuando por otras razones de interés público,

    lo determinen las autoridades facultadas".

    La recién aprobada ley es todo un andamiaje leguleyo que obstaculiza

    nuestros y ciudadanos. Indica, sin ningún disfraz, que

    al final de la caminata burocrática y oportunista, si no eres dócil,

    moldeable y te comportas revolucionariamente bien, bajando la cabeza

    ante quienes nos gobiernan desde hace mas de 53 años, no podrás viajar

    al exterior de tu impropio país.

    Si no hace lo anterior, usted se enfrentará a un artículo y un inciso

    establecido y bajado de por allá arriba que se encargará tranquilamente

    de impedirle su elemental derecho a entrar y salir libremente de su

    país. Una verdadera versión B de la hasta ahora nunca derogada ley 88,

    ley que comúnmente es conocida por los opositores al régimen castrista

    como "Ley mordaza"… un aislamiento total y premeditado de lo

    establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

    Esto nos muestra cuáles son los evolutivos y civilizados cambios

    democráticos del régimen de La Habana y su nada nuevo Comandante en Jefe.

    Ante la insistencia de los profesores de la escuela. no ha tenido mi

    amiga otra salida que la de refugiarse en una de las estrategias más

    comunes y viejas de los difíciles tiempos en que vivimos, la mentira

    social generalizada, una odisea indecorosa, casi que instituida.

    Presentó un certificado médico que la eximía de asistir a los estudios

    por tres días. Este mecanismo nada nuevo fue la mejor respuesta para

    evadir la responsabilidad que pudiera derivarse de una respuesta, que

    aun siendo respetuosa y honrada, pudiera provocar represalias contra sus

    planes personales.

    La famosa frase martiana "soy un hombre sincero, de donde crece la

    palma…" ha quedado derogada por el temor existente y los que legislan

    sin consultas populares, a su antojo y conveniencia. En Cuba, decir lo

    que se piensa puede traer graves problemas. Opinar o no opinar: aquí sí

    que hay problema.

    Para Cuba actualidad: joisygarcia@gmail.com

    http://primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/5801-opinar-o-no-opinar-aqui-si-que-hay-problema.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *