Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Rehenes políticos – Reinaldo Emilio Cosano Alén

    Rehenes políticos
    Viernes, Julio 5, 2013 | Por Reinaldo Emilio Cosano Alén

    LA HABANA, Cuba, julio, www.cubanet.org -Catorce prisioneros de
    conciencia, del Grupo de los 75, optaron por no expatriarse. Y hoy
    enfrentan la restricción de sus derechos El gobierno no los autoriza a
    salir del país temporalmente, incluso después de la flexibilización
    migratoria del 14 de enero. Aduce que son reos con licencia extrapenal.

    Iván Hernández Carrillo, periodista y Secretario General de la no
    oficialista Central Independiente de Trabajadores de Cuba, no pudo
    integrar la comisión sindical compuesta por María Elena Mir y Maybell
    Padilla, a la 102 Conferencia de la OIT, en Ginebra, Suiza, del 3 al 20
    de junio, porque no negársele autorización para viajar. Él explica:

    “Fui invitado por la Red Latinoamericana de Derechos Humanos, con sede
    en Honduras, de la que soy miembro, y me han negado salir. Si
    permitieron la salida definitiva –es su derecho- de un grupo numeroso de
    ex prisioneros políticos y de conciencia, sin mediar indulto, ¿por qué,
    a quienes optamos por permanecer en Cuba, se nos niega el derecho de
    entrar y salir libremente del territorio nacional? ¿Qué marca la
    diferencia?Verdadera incongruencia jurídica. Parece una venganza por
    permanecer en Cuba luchando a favor del respeto a los derechos humanos y
    sociales, y por la libertad”.

    El ensayista, poeta y periodista Jorge Olivera, laureado con varios
    premios en el exterior, está invitado a recibirlos y a participar en
    eventos académicos pero tampoco puede viajar.

    Otro ejemplo, no precisamente del Grupo de los 75: el prisionero
    político Egberto Ángel Escobedo Morales, en libertad extrapenal,
    integrante de la Asociación de Presos y Expresos Políticos en Cuba, tras
    su excarcelación quiso permanecer en la patria. No puede viajar a España
    para someterse a una atención médica especializada.

    Es una franca contradicción de status legal entre los reos expatriados y
    el grupo menor que quedó en Cuba, en libertad restringida. Para quienes
    marcharon, queda en suspenso la libertad extrapenal. No se sabe. El
    resto permanece atrapado en la Isla, cumpliendo sanción de libertad
    extrapenal. Ni aquéllos ni estos han sido indultados.

    Varios están muy enfermos.Otros, además de enfermos, transitan por la
    tercera edad y no les alcanzaría el resto de sus días para compensar los
    años de condena que les queda. Los desterrados tampoco estarán seguros,
    pues, según su estatus en Cuba, continúan expuestos a deportaciones, o a
    ser apresados si pisan el suelo patrio.

    Fuerzas de Seguridad del Estado, a tenor de la severísima Ley 88,
    llamada “De Protección de la independencia Nacional y la Economía de
    Cuba”, capturaron a 75 disidentes pacíficos, entre marzo y abril de
    2003. Sometidos a juicios sumarísimos, fueron condenados a largos años
    de prisión. La represión contra la disidencia se amplió en esos días.
    Incluso tres jóvenes negros sin militancia política, implicados en el
    secuestro de un ferry turístico, para huir del país -no hubo
    lesionados-, fueron fusilados, terminando así los tres años de
    suspensión de facto de la pena de muerte.

    La reacción interna y externa fue enorme. La Conferencia de Obispos
    Católicos de Cuba mostró preocupación pública (sin llegar a la
    denuncia). Se organizaron las Damas de Blanco. En la arena internacional
    se denunció la ola represiva por personalidades e Instituciones
    democráticas, como Naciones Unidas, Amnistía Internacional, Organización
    de Estados Americanos y la Unión Europea, que adoptó la Posición Común.

    Muchos de los prisiones del grupo de los 75 se acogieron a la
    expatriación. 14 quedaron en Cuba, fuera de las cárceles, pero no
    libres: “El gobierno cubano castiga a los presos que preferimos no
    emigrar, teniéndonos en destierro interno. Pero algún día tendrá que
    ceder frente a la presión de la opinión pública, o quitarse la máscara”,
    declara Jorge Olivera.

    Recordemos que el Artículo 13, Inciso 2, de la Declaración Universal de
    Derechos Humanos expresa: “Toda persona tiene derecho a salir de
    cualquier país, incluso del propio y a regresar a su país”.

    cosanoalen@yahoo.com

    Source: “Rehenes políticos | Cubanet” –
    http://www.cubanet.org/articulos/rehenes-politicos/

    Tags: , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *