Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Un día con Yoani Sánchez, o cómo conectarse sin internet en Cuba

    Un día con Yoani Sánchez, o cómo conectarse sin en Cuba
    Fue premiada por su labor mediática como y tuitera de referencia en Cuba y participó en un panel sobre las barreras de conectividad en la isla y cómo superarlas. Anunció también que su diario digital será lanzado a finales de abril.
    Enrique Aguado
    abril 01, 2014

    La primera jornada de Hispanicize, un evento que reúne en Miami a expertos en redes sociales, marketing, música y cine durante cuatro días, tuvo como protagonista a la bloguera cubana Yoani Sánchez.

    Hasta en tres actos diferentes a lo largo de un extenso día de actividades, la bloguera cubana tuvo ocasión de mostrar sus impresiones sobre la conectividad en la Isla, la situación actual con las nuevas leyes o tasas implantadas tanto en materia de inversión como de tarifas de acceso a Internet en celulares, o sobre el fenómeno de las redes en .

    Aunque el motivo fundamental de su visita era la participación en un panel con el tema “Construyendo Internet sin Internet”, Yoani recibió previamente de manos de la organización un homenaje multitudinario ante los medios de comunicación en el que se le hizo entrega del premio Latinovator.

    En reconocimiento a su lucha como defensora de la de información y de una Cuba sin restricciones, recogió el galardón y mantuvo una charla de cara al público en la que puso especial énfasis en su próximo proyecto de un medio de comunicación.

    Para Sánchez, que describió el oficio de en Cuba como algo que ni siquiera está contemplado en la ley, –“me tuve que inscribir como cuentapropista en la categoría de mecanografista”, recalcó-, el reto no es fácil, pero no por ello se siete desanimada.

    Actualmente sigue trabajando en este ambicioso plan lleno de obstáculos, el primero la imposibilidad de difundir su trabajo por Internet y la casi nula capacidad de hacerlo por otros medios tradicionales como la prensa escrita, ya que en el país sigue habiendo únicamente medios oficiales.

    Inmediatamente después tuvo lugar una rueda de prensa con medios internacionales en la que se trataron temas políticos, de restricciones a la información y se preguntó a Yoani insistentemente acerca de su opinión sobre los acontecimientos en Venezuela.

    ¿Existe aún en Cuba para los medios? -preguntaron en varias ocasiones los periodistas. La respuesta de Yoani era clara en todos los casos: “siguen produciéndose arrestos”, aunque las redes sociales, y en especial Twitter, han conseguido que se hagan públicas muchas situaciones de detenciones injustificadas que frenan esta sistemática.

    Yoani definió el hecho de tener un y una cuenta de Twitter como el paraguas que la protege, lo que le hace sentirse segura porque el mundo conoce lo que sucede, su opinión y los riesgos a los que se enfrenta.

    Pese a todo, ella sigue mandando sus tuits a ciegas, sin saber quién los lee o quién los retuitea porque, como la mayoría de la población, no tiene acceso a Internet.

    Lo hace desde hace años desde el sistema de envío por medio de SMS que esta red tiene disponible y que muy poca gente los usa. Las escasas cuentas de blogueros disidentes que hay en Cuba –unas 156 apuntó – emplean este método.

    Nauta, una avance con muchas limitaciones e inseguro

    Junto a Raúl Moas, director ejecutivo de la fundación Raíces de Esperanza y Salvi Pascual, desarrollador informático, participó en un debate acerca de la conectividad en Cuba centrado en las posibles soluciones para tener acceso a la red. Todo ello en un país en el que Internet sigue estando limitado a las computadoras de los organismos oficiales y los establecimientos para turistas.

    Las salas de navegación públicas, a un precio de 4,50 dólares la hora, tampoco contribuyen a una mejora del acceso, pues suponen entre un tercio y un cuarto de la paga media de los cubanos.

    Pero hay tímidos avances, caso del nuevo sistema de acceso al email a través de celulares que entró en vigor recientemente, aunque caro y lento, de nombre Nauta. Después de varias semanas de funcionamiento su experiencia no es excesivamente positiva debido al monopolio de este servicio, que pasa obligatoriamente por los servidores del estado.

    “Cuando me han enviado emails refiriéndose a medios como el El Nuevo Herald o Martí Noticias, en ocasiones han bloqueado al remitente” dijo, por eso “recomendaría la encriptación para proteger la información”, ya que, según sus pablaras, eso es algo que aún no está regulado y por tanto es legal.

    No obstante, su solución para los problemas de seguridad en los mensajes fue más pragmática: “El mejor método para no ser censurado es no decir nada que no merezca ser censurado.

    Salvi Pascual, por su parte, dio a conocer su proyecto de clasificados por email ”Apretaste,” que ya funciona en Cuba y que fue uno de los ganadores del “Hackathon for Cuba” hace algunos meses en Miami. El sistema se basa en explotar una de las realidades de la isla: mucha gente puede acceder al email pero poca tiene acceso real y constante a Internet.

    En estos momentos, sólo unas 400.000 personas cuentan con acceso a la red, bien en sus trabajos u organismos oficiales, aunque más de dos millones tienen cuenta de email. Con este proyecto, es posible mandar un mensaje poniendo por título el objeto que buscamos y a los tres minutos recibimos una respuesta con los datos de dónde está disponible.

    Todo ello gracias a una base de datos de sus creadores que la intercambian con los usuarios. Más de 4.000 personas usan ya este sistema que poco a poco se va asentando y que también sirve para responder a dudas de los remitentes.

    El tercer invitado en el acto, Raúl Moas, responsable en Miami de la fundación Raíces de Esperanza que trata de establecer lazos con Cuba en materia de información, recalcó el papel de esta iniciativa que sirve de puente entre la isla y .

    “Es importante que los jóvenes de Cuba sepan que existe otro tipo de conectividad en el mundo, que la información es libre” comentó en su intervención. Para lograrlo, 15 personas trabajan día a día voluntariamente, y cuentan en Cuba con gente que se comunica con ellos a través de newsletters y correos electrónicos pese a las barreras. Juntos tratan de ayudarse mutuamente.

    Yoani ultima su medio de comunicación “libre” en Cuba

    Otro de los temas que concitó expectación es el próximo lanzamiento del medio de comunicación de Yoani Sánchez. Aún sin nombre, aunque sí con fecha aproximada –barajó los últimos días de abril para su lanzamiento-, expuso algunas de las claves de este importante reto: lanzar un diario en un país sin Internet, sin posibilidad de distribuirlo en papel y donde todavía existe lo que se conoce como la “Ley Mordaza”, que permite que el pueda detener a los ciudadanos en caso de que considere que una información pueda ser motivo desestabilización o difamación.

    Para su proyecto, en el que ya cuenta con un equipo de 11 personas incluidas ella y su esposo, hizo una oferta a todos aquellos que quisieran sumarse para intentar ser lo más amplios posibles, ya que no descartan ningún tipo de temática entre sus contenidos.

    ¿Cómo lo va a lograr? Haciendo uso del único recurso que aún no ha desaparecido en Cuba: “la creatividad”. Esto se traduce en una estrategia que trate precisamente de solventar la ausencia de Internet, pero que explote las vías de comunicación entre cubanos que siguen siendo más usadas.

    Entre ellas están los mensajes de electrónico, a través de los cuales es posible enviar noticias, advertencias o comunicados de actos. También los llamados “combos” paquetes de datos distribuidos en memorias flash de USB que normalmente incluyen programas de televisión, pero que también podrían incluir gratuitamente información. Cómo no, los SMS y, tentativamente, los mensajes multimedia.

    Por el momento, esa es la solución de Yoani para poder cumplir un sueño: lanzar un medio de comunicación en Cuba. Tal y como manifestó refiriéndose a la situación política y a la viabilidad de poner en marcha proyectos como este dijo: “Hay mucho trabajo por hacer y se necesita tiempo, pero quiero pasarlo en Cuba haciendo un periódico”.

    Source: Un día con Yoani Sánchez, o cómo conectarse sin internet en Cuba – http://www.martinoticias.com/content/un-d%c3%ada-con-yoani-s%c3%a1nchez-o-c%c3%b3mo-conectarse-sin-internet-en-cuba/33615.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *