Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Qué impide el desarrollo de una verdadera sociedad civil en Cuba?

    Qué impide el desarrollo de una verdadera sociedad civil en Cuba?
    [23-06-2015 22:00:01]
    León Padrón Azcuy
    Activista de derechos humanos

    (www.miscelaneasdecuba.net).- El poder absoluto existente por mandato
    constitucional, que descaradamente potencia la facultad del gobierno
    para restringir las libertades esenciales.
    El abogado argentino Ricardo Manuel Rojas, con una amplia experiencia en
    maestrías del Derecho y el Derecho Constitucional, escribió un magistral
    libro en la primera mitad de la década del 2000 sobre los derechos
    fundamentales y el orden jurídico e institucional de Cuba.

    Lamentablemente, la censura del régimen imperante en Cuba no permite que
    este texto esté disponible para la mayoría de los cubanos que viven en
    la isla. Solo un atrevido grupo de ellos, puede tener la dicha de
    encontrarlo en algunas bibliotecas independientes, o tal vez de manos de
    algunos de los activistas del Movimiento Cívico Cubano.

    Es conocido que mientras el mundo actual tiende a la globalización en
    muchos aspectos, especialmente en la protección universal de un conjunto
    de derechos básicos, inherentes a la persona humana, cuyas cláusulas son
    aplicadas con preeminencia a la legislación interna; el régimen que
    durante los últimos 55 años des-gobierna Cuba, ha incrementado en la
    última década, los niveles de represión a los derechos fundamentales de
    sus ciudadanos.

    En su libro, Ricardo Rojas analiza con suma agudeza, varios aspectos del
    orden político cubano a través de un estudio de la organización
    institucional de Cuba. En su primera parte, acentúa la evidente
    supremacía del poder del estado cubano, referente a los derechos humanos
    básicos, quebrantados sistemáticamente en nombre de los intereses
    propios del gobierno.

    No es un secreto la gigantesca falta de información entre la población
    cubana, quien se ha visto avasallada a base de constantes manipulaciones
    y adoctrinamientos ideológicos. De ahí que el autor reconozca la posible
    subjetividad, propia de todos los regímenes personalistas que siempre se
    derivan de estas discusiones, cuya verdad solo se irá descubriendo,
    mucho después de fenecer el régimen castrista que le dio vida.

    El autor de “Los derechos Fundamentales y el Orden Jurídico e
    Institucional de Cuba”, analiza en profundidad un hecho histórico: El
    Proyecto Varela, dentro de la lucha cívica de la oposición cubana, para
    demostrar la inexistencia de instituciones políticas capaces de
    garantizar la irradiación del poder político, el control de los actos y
    las garantías de los ciudadanos frente a las decisiones del gobierno.

    Quién mejor que este Proyecto Varela para demostrar la falacia y falta
    de voluntad política de la tiranía de los Castro. Todos sabemos,
    incluyendo el propio régimen, que el propósito del mismo era fomentar un
    proyecto de ley que abogara por reformas políticas en la isla a favor de
    mayores libertades individuales. Este se fundamentó en el artículo 88
    (g) de la Constitución Cubana de 1976, la cual permite a los ciudadanos
    proponer leyes si 10.000 electores registrados presentan sus firmas a
    favor de la propuesta.

    Las 11.020 firmas presentadas en el 2002, que apoyaron esta iniciativa,
    y otras 14.000 adicionales recogidas en el 2004, fueron rechazadas de
    cuajo por la Asamblea Nacional. Y todos los que contribuyeron de una
    manera u otra con esta iniciativa constitucional fueron víctimas de la
    represión, de la vigilancia, la persecución y el encarcelamiento.

    Es conocido que estos cambios, de haber sido aceptados por el gobierno y
    aprobados por el voto popular, habrían introducido en Cuba la libertad
    de asociación, la libertad de expresión, la libertad de prensa, las
    elecciones libres, la libertad de empresa, y una amnistía para los
    presos políticos.

    De ahí que, ese poder absoluto existente por mandato constitucional, y
    que descaradamente potencia la facultad del gobierno para restringir las
    libertades esenciales, no solo pudo abortar el Proyecto Varela en aquel
    entonces, sino además sancionar a largas penas de cárcel a 75 demócratas
    de la oposición bajo la ley 88, un engendro judicial salido de la cabeza
    de la llamada Asamblea Nacional del Poder Popular.

    Rojas examina y cataloga a esta Asamblea como un instrumento servil del
    Partido Comunista, la cual concentra el poder absoluto y de decisión
    sobre la vida de los ciudadanos, diferenciándola de aquellas
    instituciones políticas que en los países democráticos se han
    constituido para garantizar la división de poderes.

    En este punto, también termina desenmascarando la facultad instrumental
    que el código penal vigente otorga al régimen castrista, a través del
    llamado “estado de peligrosidad”, que autoriza a detener a los
    ciudadanos si los factores del barrio consideran que la persona se
    encuentra en un estado peligroso aunque este no haya incurrido en delito
    alguno.

    Finalmente, otras verdades son expuestas a la luz de este magnífico
    libro. Ricardo M. Rojas va a corroborar todo lo que la sociedad civil
    independiente de Cuba ha venido denunciando durante años.

    En una parte de su libro expresa: “En suma, más allá de las invocaciones
    retóricas, es posible mostrar que objetivamente el sistema
    constitucional y legal cubano ha sido elaborado con el propósito de
    justificar el poder absoluto y arbitrario en manos del gobierno, y que
    fue la herramienta que permitió a una sola persona convertirse en el
    gobernante supremo durante más de cuatro décadas”

    Aun hoy, en pleno siglo XXI, el régimen cubano en manos ahora del
    General Raúl Castro, continúa siendo uno de los más grandes depredadores
    de la libertad, su desprecio por la dignidad humana y por el derecho
    internacional no tiene límite.

    Source: ¿Qué impide el desarrollo de una verdadera sociedad civil en
    Cuba? – Misceláneas de Cuba –
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5589bac13a682e1058a76f4c#.VYqVkPmqqko

    Tags: , , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *