Ley Mordaza – Gag Law
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Comentarios

    Mariela Castro, ¿qué ignoran los opositores?

    Mariela Castro, ¿qué ignoran los opositores?
    En el país más culto de la tierra y con ciento por ciento de
    alfabetismo, según el propio discurso oficial, ¿cómo pudieran existir
    ignorantes?
    viernes, julio 24, 2015 | Ernesto Pérez Chang

    LA HABANA, Cuba. -La primera vez que escuché el calificativo de
    “ignorantes” asociada a los grupos opositores cubanos fue cuando
    detuvieron a los intelectuales y activistas reunidos en torno a la poeta
    María Elena Cruz Varela. El Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba
    acusó a todos, pero en especial a la escritora, de “analfabetos”.

    Apenas cursaba yo la enseñanza secundaria y aunque había leído algunos
    libros no conocía lo suficiente de literatura cubana para darme cuenta
    de la gratuidad del insulto o que, disfrazada bajo otros términos, fue
    “Ignorantes” la palabra que emplearon como práctica habitual para
    descalificar las obras de aquellos escritores y artistas que, en los
    años 60 y hasta bien entrados los 80, se negaron a “generar” aquel arte
    de compromiso que alabara las “conquistas de la revolución”.

    Siguiendo el raciocinio “revolucionario”, hoy son ignorantes miles de
    escritores, teatristas, cineastas, músicos, periodistas, bailarines,
    deportistas, médicos, cuentapropistas y amas de casa dichosos de su
    peculiar “incultura” porque ignorantes también fueron Lezama Lima,
    Cabrera Infante, Severo Sarduy, Reinaldo Arenas, Virgilio Piñera, Dulce
    María Loynaz y en sus ignorancias persistieron los miles de condenados
    al exilio o a trabajar en oscuros almacenes y fábricas, en campamentos y
    cárceles de corte fascistas y solo por el simple delito de ignorar unas
    reglas del juego que se resumen en una muy simple: lealtad incondicional
    al Máximo Líder.

    Las víctimas sobrevivientes de los atropellos cometidos en nombre de la
    revolución y el socialismo son ignorantes porque aún desconocen el día
    en que un gobernante cubano se dignará a ofrecer una disculpa por
    haberlos declarado enemigos públicos solo por pensar diferente o por
    decidir con quién irse a la cama.

    Han transcurrido algunos años y aun la palabra “ignorante” no ha sido
    llamada a retiro. Recientemente, en una entrevista para el diario ABC,
    la ha utilizado la hija del general presidente para intentar
    descalificar a los grupos opositores que se resisten a ser cobayas de
    eso que la propia Mariela Castro gusta en llamar un “experimento”
    nacional. Esa especie de juego de mesa a escala real en que las familias
    más ricas de Cuba han convertido al país. ¿Quién les ha dado el derecho
    a experimentar con el pueblo cubano?, la respuesta a mi pregunta es una
    de las tantas cosas que ignora la oposición, también si las vacaciones
    de Tony Castro, sus paseos en yate por el Mediterráneo, sus campeonatos
    de golf o sus trofeos de pesca, sus antojos de ricachón son parte de
    esos “experimentos” donde ahora me descubro junto a millones de cubanos,
    es decir, en el lugar más tenebroso del laboratorio socialista, donde a
    las ratas se les suministra el placebo y no el elixir para la vida eterna.

    Experimento es la nueva palabra de moda entre la dirigencia cubana, y
    sirve para darle un toque de modernidad, de aventura, a un proceso
    político caótico que ni ellos mismos se atreven a llamar por su
    verdadero nombre. Creo que ninguno sabría pronunciarlo porque es un
    engendro babélico mezcla de chino, ruso, iraní, coreano, y hasta de
    ¡alemán!, según se intuye de esos modelos legislativos (¿rezagos del
    Tercer Reich?) que últimamente ha consultado la hija erudita, tal vez
    para comenzar a darle forma a una ley mordaza contra los grupitos de
    “ignorantes” que mañana pudieran descubrir esos secretos de Estado que
    tanto bien les hace que continúen ignorando.

    ¿Es a ese desconocimiento al que se refiere Mariela Castro cuando tacha
    de ignorantes a los opositores? Prefiero pensar que no pretende la
    ofensa sino, en un inexplicable arrebato, ofrecer pistas sobre lo
    descaminados que vamos algunos en nuestras pesquisas. Es como si jugara
    al frío frío caliente caliente con una oposición a la que en el fondo
    admira solo por la rebeldía de quien sabe cuánto de privilegio es ser
    contradictorio en Cuba y no morir en el intento.

    Sí, Mariela, los opositores somos ignorantes pero, en el país más culto
    de la tierra y con ciento por ciento de alfabetismo, según el propio
    discurso oficial, ¿cómo pudieran existir ignorantes más allá de aquellos
    que desde sus puestos de gobierno ignoran las duras realidades de
    quienes no se pueden dar el lujo de ignorarlos porque les salen hasta en
    la sopa?

    En las calles de Cuba, si no lo sabes, casi todo el mundo ignora lo que
    llevarán al día siguiente a la mesa familiar, y es tanta la
    incertidumbre que ya vender el alma o el cuerpo no hace la diferencia,
    ni tampoco ser y pertenecer como ciudadanos a España, a Rusia, a Estados
    Unidos o a Burundi, a cualquier lugar menos a Cuba que es el país que
    todos añoran en la lejanía pero en el que nadie quiere quedarse a vivir
    los 365 días del año, todos los veranos y los inviernos, todos los
    cierres y las aperturas, no sin la esperanza de salir a tomar aire
    fresco de vez en cuando.

    Ignoramos, todos ignoramos hasta perder los sentidos, tanto que ni
    siquiera podemos oler el hedor de aquellos trapos sucios que con tantos
    celos algunos ocultan bajo la almohada. Tienes razón, somos ignorantes
    de muchas cosas, y no nos alcanzaría la vida para descubrir aquellas más
    esenciales para, con la verdad en la mano, reconstruir una nación que,
    como se pinta el panorama, no falta mucho para que arribe a ese punto de
    no retorno al que tanto desean llegar esos que, como tú, lo saben todo.

    Source: Mariela Castro, ¿qué ignoran los opositores? | Cubanet –
    https://www.cubanet.org/opiniones/mariela-castro-que-ignoran-los-opositores/

    Tags: ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *